Saltar al contenido
Best Gay Blogs

ZEUS, GANÍMEDES Y UN PINTOR ALGO GAMBERRO

abril 3, 2019

Por: LdL

Esta semana nos ponemos un poco mitológicos, y si hay una mitología que destaca sobre las demás por sus intrigas, celos, venganzas, etc. etc. esa es la griega, de la cual siendo varios los dioses y diosas que tuvieron amantes humanos, sin duda quien quién más se divirtió fue Zeus, el cual se las ingeniaba para seducir a sus múltiples conquistas ahora en forma de lluvia dorada, ahora convertido en un toro, en un cisne, etc. y si bien la mayoría de las relaciones que mantenían los dioses eran de carácter heterosexual, algún ejemplo tenemos donde el género del amado se correspondía con el del dios de turno.

Siendo con toda probabilidad el caso más famoso el de Zeus y Ganímedes, este último era un príncipe troyano, hijo del rey Tros, el cual un buen día que se encontraba en el monte Ida cuidando de un rebaño de ovejas fue visto por Zeus, quien quedó  prendado de su belleza, por lo que decidió convertirse en águila para raptándolo llevarlo al monte Olimpo con a la finalidad de tener trato carnal con él, tan bien lo debió de haber pasado el dios, que tomó la decisión de dejarlo en el Olimpo convirtiéndolo en su amante, dándole de paso una ocupación muy destacada para un simple mortal, que era ser el copero de los dioses, haciéndolo de paso inmortal, todo esto sin importarle los celos de su esposa.

Este mito fue ampliamente representado durante la antigüedad, retomándose con fuerza desde el renacimiento, siendo desde entonces frecuente en el are occidental.

Nos gustaría mostrarles una de las representaciones más divertidas del mito, realizada por Rubens para la torre de la Parada, o lo que es lo mismo para el rey Felipe IV, y que se encuentra en el Museo del Prado en la cual creemos que la composición presentada por el pintor no fue nada casual, sino más bien una especie de broma visual solamente entendible para aquellos más espabilados.

Aquí os dejamos la imagen, a ver si encuentran el elemento que da pie a esta interpretación (una pista, tiene que ver con el carcaj)

Si no os habéis percatado, os lo explicamos, el carcaj es un dispositivo utilizado para contener las flechas, por lo que tiene una abertura en uno de sus extremos, se suele llevan sujeto a la espalda por medio de una correa, en este caso, dado la violencia del rapto, el carcaj ha quedado en posición horizontal, aunque ligeramente inclinado y perfectamente alineado con el trasero y los genitales de Ganímedes, coincidiendo la abertura con el trasero, y la parte ciega y en este caso redondeada con el pene de nuestro asustado príncipe, como anticipando un poco la naturaleza del rapto. ¿broma del artista o interpretación forzada? En todo caso esta es una de las grandezas del arte, su capacidad de generar lecturas que trasciendan al tiempo o nuevas  lecturas en función del devenir de los tiempos.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Ganimedes_(mitolog%C3%ADa)

This post is also available in: enEnglish (Inglés) esEspañol

A %d blogueros les gusta esto: